Una escritora “especial”: Dacia Maraini en entrevista con Three Monkeys Online

He visto a Dacia Maraini en diversas oportunidades, y en cada una me ha dejado fascinada por su increíble habilidad para relatar. Es una verdadera narradora que envuelve y transmite emociones, las mismas que se leen en sus novelas, todas inolvidables, de la primera La vacanza, a La larga vida de Marianne Ucría (La lunga vita di Marianna Ucria) o a Bagheria, La nave a Kobe, o Colomba, sólo por citar algunas.

Pero Macia Maraini no es sólo una gran escritora, conocida y traducida mundialmente, autora de novelas, poemas, monografías y óperas teatrales, es además una persona que, con sensibilidad y pasión, se ha dedicado a defender los derechos civiles, la paz, la justicia, la libertad, es una mujer que ha apoyado la lucha del feminismo y que ha demostrado, muchas veces, tener el coraje de las ideas propias. Una persona generosa y auténtica, una escritora “especial”, para conocer un poco más de cerca, tal como me ha sucedido a mí con esta entrevista.

Fanizza: ¿Qué representa la escritura para Usted?

Dacia Maraini: El aire que respiro.

Fanizza:¿A qué cosas ha tenido que renunciar para dedicarse completamente a la profesión de escritora?

Dacia Maraini: Si he renunciado a algo, lo he hecho sin molestia. Me acuerdo que de chica no iba a bailar para quedarme a leer bajo un árbol. O me pasaba las noches con un libro en mano y el día siguiente me moría de sueño. Pero no pensaba en esto como un sacrificio, simplemente me dedicaba a algo que me gustaba.

Fanizza: ¿Cómo se llevaba Dacia Marini con su padre? ¿En qué medida la ha condicionado en su relación con las personas que ha amado?

Dacia Maraini: Está todo en Bagheria. Ahora sólo tengo espacio para resumir la relación complicada y profunda que yo tenía con mi padre. Recuerdo que siempre me trataba más como una compañera de aventuras deportivas que como una hija: horas y horas de escalar acantilados, horas y horas de esquí, horas y horas de navegación o de nadar en aguas profundas. Sin tener en cuenta la fragilidad de una niña.

Fanizza: Usted se ocupa a menudo de los derechos civiles y de los derechos de la mujer. ¿Qué cosa ha cambiado hoy en la relación entre hombres y mujeres?

Dacia Maraini: También esta es una pregunta que necesitaría un libro entero para responderla. De todas formas, resumiendo podría decir que, mientras que en el plano de los derechos civiles han cambiado muchas cosas decididamente para mejor, en el plano de las costumbres y de la mentalidad queda aún mucho para hacer. Sin embargo, está claro que es más fácil cambiar una ley que cambiar un modo de pensar.

Fanizza: ¿Qué característica femenina es necesaria y útil, en nuestro tiempo, para alcanzar el éxito en el mundo laboral y para afrontar la vida con serenidad?

Dacia Maraini: La mujer debe demostrar en todo momento que es treinta veces mejor que el hombre, para ganarse la confianza y la consideración. Por lo tanto debe ser tenaz, luchadora sin ser agresiva, debe amar su trabajo y no debe dejar que la hagan sentir desalentada con toda la discriminación que encuentre en su camino. Sobre todo no debe pensar que obtendrá sus objetivos por medio del uso de su cuerpo. Los hombres usan a las mujeres que seducen, para luego despreciarlas.

Fanizza: En sus novelas Usted habla a menudo de mujeres que han sido violadas, muchas de ellas de pequeñas. ¿Por qué la violencia viene con frecuencia de las personas más cercanas y queridas?

Dacia Maraini: No sabría decir por qué. Sé que todas las investigaciones y las estadísticas hablan de la alarmante proliferación de la violencia en el círculo familiar. Signo que algo no funciona en las familias modernas. Signo que los adultos no saben respetar y amar a sus pequeños. A menudo se confunden los conceptos de amor y posesión. Se dice: “éste es mío” de un hijo, sin tener en cuenta que se trata de una persona con personalidad propia, derechos propios, autonomía propia, incluso de pequeñísimos.Amar de una manera posesiva significa a menudo para el que ama “dejar una marca” sobre ese cuerpo, cubrirlo morbosamente, volverse celoso. De esto al incesto es un paso pequeño. Solo si se aprende a respetar la individualidad del hijo, del sobrino, del hermano, de la hija, de la hermana, de la esposa, se puede hablar de verdadero amor. Si no, se tratará solamente de una forma de narcisismo: se ama al otro cuando nos amamos, somos dueños de nosotros mismos, somos fieles. Y basta una pequeña traición, una separación, una afirmación de autonomía para desencadenar la ira, el miedo y también el odio del adulto. Cuántos maridos y novios matan a la mujer que dicen amar porque ha decidido irse. Son noticias que leemos a diario.

Fanizza: ¿A cuál de los personajes femeninos de sus novelas le tiene más afecto, y por qué?

Dacia Maraini: Siempre le tengo afecto al último de mis personajes, porque me encuentro más cerca de ella, y porque he andado a su lado durante más tiempo.

Fanizza: ¿Qué consejo le gustaría dar a los que quieren comenzar a escribir? ¿Cuál es el secreto de una novela exitosa?

Dacia Maraini: No hay que pensar jamás en el éxito: si se lo persigue, se escapa. Lo importante es amar la propia actividad de escribir, leer muchísimo hasta reconocer a ojos cerrados, al oír a otro leerlo, un autor de ayer y otro de hoy. Es importante escribir a diario, por horas. Tener fe en la propia imaginación y soltarla. No esperar nunca el éxito, sino la estima y el interés del lector. Al principio puede ser un colega o un compañero, alguien que comparta los mismos intereses. Antes de enviar el manuscrito de una novela a un editor, sería mejor escribir una reseña y publicarla en cualquier revista local (que no todas las ciudades tienen). También por Internet se ofrecen sitios dedicados a quienes escriben, que están abiertos a todos. Sólo se piensa en grande luego de haber adquirido algo de experiencia. La calidad es lo primordial, pero requiere tiempo. No existen atajos para una profesión tomada en serio. Cabe destacar que Italia es un país que lee poquísimo (sólo el 5% lee más de un libro al año) y que, a pesar de esto, muchos quieren escribir, por lo que hay que prepararse para una competencia feroz. ¡Buena suerte!

Be Sociable, Share!