Mau Mau entre el presente y el pasado, de Torino al Caribe. Una entrevista con el líder del grupo, Luca Morini.

Es el año 1991. De las cenizas de Loschi Dezi, un grupo de música 'underground' de Torino, nace Mau Mau, una banda de tres miembros y un megáfono con todas las ganas de ser directa y de poder expresar en vivo la simplicidad del sonido.

Mau Mau era el grupo rebelde que en Kenia se oponía a la colonización inglesa. Mau Mau se les llama todavía hoy en el dialecto piamontés a aquellos que vienen de lejos, pobres y quizás de tez morena. Mau Mau es además una banda que suena al ritmo de los bailes populares y las fiestas campesinas, que canta textos que relatan historias de gente común y multiétnica en una mezcla de lenguas diversas. Resulta difícil por esta razón catalogarla dentro de un género musical diferente a lo que generalmente se define como patchanka.

Han pasado quince años desde su debut y Mau Mau, luego de una pausa de unos siete años han regresado con un nuevo álbum, con el fin de proseguir su proceso de «evolución continua», como la ha llamado el líder del grupo, Luca Morini, durante la entrevista que ha concedido a TMO. Con Dea, grabado entre Torino, la región italiana de Salento [NT: el «taco» de la bota italiana], París y el Caribe, el grupo logra realizar un álbum simple y a la vez maduro capaz de hacer bailar, soñar y pensar, viajando al ritmo de la percusión étnica, la guitarra y los instrumentos de viento, además de ser melodía instantánea y poesía, acompañado con la única contaminación de la cultura y la lengua.

En la entrevista, el guitarrista y voz de los Mau Mau comienza relatando con cuánto entusiasmo están viviendo este último electrizante periodo de su nueva aventura musical, haciendo patente sus ganas de tocar como en los viejos tiempos. De todas formas no habla sólo sobre la música, sino que prosigue, con la humildad y la calma que lo distinguen, con temas diversos que van desde la fusión de las diferentes artes al placentero recuerdo de los proyectos pasados, desde las tantas colaboraciones artísticas de la banda a sus ideas personales sobre cualquier tema de actualidad.

Partamos del presente, y hablemos de Dea. ¿Cómo les fue con la presentación de este álbum en Milán?

Luca Morini: Nos fue muy bien, porque entre otras cosas teníamos a disposición un pianoforte que utilizamos para un par de piezas con piano, guitarra y voz, cosa que no suele ser parte de nuestro sonido habitual.

¿Qué temas tocaron?Luca Morini: Tocamos Dea y Souvenir de Tulum, la primera se toca con piano, pero la segunda no. De todas formas el comienzo de este primer periodo, ni bien salido el álbum, es electrizante. Estamos verificando que tiene una buena acogida, hemos realizado un álbum que gusta mucho y tenemos muchas ganas de que la gente lo oiga.

¿Cuáles son las próximas fechas del programa?

Luca Morini: De momento sólo las fechas de presentación del álbum, el primero de junio no daremos conciertos en vivo (aparte del del 23 de abril en Torino donde, con motivo de la inauguración de la ciudad como capital mundial de la literatura para el 2006, daremos un concierto junto a Marlene Kuntz y Subsonica. Intentaremos combinar las disciplinas de la música con la literatura).

A propósito de la fusión entre las artes: en el año 1997 produjeron en vivo la columna sonora de la película inaugural del Festival Internacional de Cine Deportivo de Torino. ¿Qué recuerdan de aquella experiencia?

Luca Morini: Muy a menudo intentamos unir la música estrechamente a los aspectos visuales en lo que respecta a las actuaciones en vivo. De hecho aquella vez habíamos incluido una banda callejera de instrumentos de viento que tocaba por las calles de la ciudad, antes de acompañarla con una serie de imágenes de las primeras olimpíadas de la nueva era, de 1892. Es ahí donde nació esta banda que llamamos Banda Maulera, que ha tocado en el extranjero como banda callejera y que ha caído muy bien.

¿También Fabio ha escrito canciones para alguna película italiana últimamente?

Luca Morini: Sí, escribió canciones para varias películas y de este proyecto sacamos después dos álbumes.

Cuéntanos sobre tu álbum como solista.

Luca Morini: Me he concentrado mucho más en la parte literaria y por lo tanto aparecí en el libro Mistic Turistic, un proyecto muy oblicuo, porque había una base de música electrónica mientras que yo leía varios relatos. De aquí ha salido además un espectáculo que ha estado de gira por Italia, y por otra parte es el único video de relatos que todavía no ha sido transmitido por MTV, que es un canal exclusivamente musical.

Consideremos que MTV ni siquiera pasó a Lou Reed, que leyó y reinterpretó pasajes de Edgar Allan Poe en su álbum Raven. Con respecto a los textos que tú escribes, en las canciones Qualcuno verrà da te y Cannibal de el último álbum hay referencias a la situación política italiana, pero sin eslógans directos. ¿Quieres comentar algo al respecto?

Luca Morini: No es siempre nuestra filosofía evitar los eslógans un poco directos. Los aspectos sociales y políticos del último año en esta nación han interferido y no poco con la composición del álbum. Luego, en algunas piezas, las que has citado están entre las más evidentes, existe un marco de posiciones bastante clara. A mí no me gustan los eslógans porque son demasiado fáciles de caer en ellos, prefiero trabajar con la música, pretendo una lectura más profunda de los textos. Habiendo dicho todo esto, de todas formas, en Qualcuno verrà da te existe quizás el único eslógan de todo el álbum que es «la ley no es igual para todos» («la legge non è uguale per tutti”).

Cannibal, por lo contrario, es una maqueta nacida un poco de aquella imagen de los chistes, con la clásica pareja de exploradores que se encuentran en la caldera de unos caníbales, a punto de ser comidos. Jugar con las asociaciones en las cuales nosotros somos los dos exploradores en la caldera con el agua que está a punto de ebullición fue muy divertido y fácil de interpretar dentro del contexto político actual.

Hablando de política, me gustaría saber lo que piensas de la música peer 2 peer, que se puede bajar de Internet en forma gratuita y del problema de los derechos de autor. ¿Están de acuerdo con la idea de una ley represiva como la que Francia y Alemania acaban de aprobar?

Luca Morini: No sé específicamente en qué consisten esta leyes. Es un tema muy delicado. Obviamente desde que la tecnología consiente toda una serie de actividades creo que el camino de la represión de esta práctica está yendo en dirección equivocada. Tiene mucho más sentido notar el hecho que esta es una nueva modalidad para poder acceder tanto a la música como a las imágines, y trabajar dentro de este marco de referencia como punto de partida, y no buscando ir contra la corriente, porque esto es finalmente la idea: cualquiera puede bajar música de internet y me parece una buena manera de conocer un montón de cosas que de otra manera no tendrían la ocasión de conocer.

¿Qué opinan del blog como medio de comunicación?

Luca Morini: En nuestro sitio web estamos comenzando a trabajar con un blog y me parece muy entretenido. Constituye un intercambio directo que no te hace separarte de la realidad, no te mantiene demasiado elevado del suelo pero luego a veces degenera en un intercambio de riñas insulsas y estúpidas. Esta es la única aberración. Como valor positivo tiene el efecto de consentir las relaciones entre la gente sin la naturalmente típica barrera que quieren el artista inalcanzable y los admiradores en la desesperada búsqueda de comunicarse. Si bajan el palco y se encontraran todos más o menos a la misma altura, esto es obviamente algo muy positivo.

Una pregunta sobre el futuro de la música italiana. ¿Qué nombre, o banda en particular, sugieren, sobre todo a un público extranjero?

Luca Morini: En el mundo del hip-hop he escuchado el trabajo de Mondo Marcio, que me pareció muy interesante. No puedo dejar de señalar a Sud Sound System, que han colaborado además con nosotros y que han hecho un último álbum muy, muy bueno. No puedo dejar de señalar un proyecto de algunos de nuestros amigos de la región [italiana] de la Puglia, que se llaman Zina y que han sacado hace poco un álbum producido por ellos mismos en sordina: un trabajo excelente que merece la pena ser escuchado.

Volviendo un momento al pasado, sobre todo porque no se les conoce, tampoco fuera de los confines nacionales, querríamos saber cómo y cuándo cambiaron los Mau Mau desde el debut en la década de los noventa.

Luca Morini: Hemos tenido una evolución continua, aunque durante los últimos cinco o seis años nos tomamos una pausa porque sentimos la necesidad de interrumpir por un momento el ciclo gira, grabación, gira, y porque habíamos trabajado en forma muy particular, Fabio y yo. Es muy cierto que esto nos ha llevado a producir la primera vez álbumes cada uno por cuenta propia, sin la colaboración a nivel de producción artística. Con el nuevo álbum en nuestro estudio de grabación hemos trabajado mucho con la electrónica y esto nos ha permitido sobre todo escoger lo que nos gustaba. A veces estábamos obligados a seguir una dirección, porque no teníamos tantas posibilidades económicas y disponibilidad de tiempo. En este caso creo, sin embargo, que nos hemos tomado un año de tiempo para trabajar sobre Dea y creo que esto se nota en el resultado final, que acaba de salir.

¿Tiene programado grabar algo en público?

Luca Morini: Por ahora no, estamos viendo la manera de actuar en vivo antes. Y no creo que antes de fin de año hagamos algo por el estilo. Estamos intentando involucrar algunos músicos brasileros y necesitamos rodar la nueva banda y por lo tanto deberemos trabajar parejo antes de poder seleccionar cualquier cosa para grabar en vivo.

Mucha suerte con el concierto de Torino y antes de despedirnos dame las próximas fechas de los conciertos de Mau Mau.

Luca Morini: Muchas gracias. El cuatro de abril vamos a hacer otra presentación del álbum en la Fnac [de Torino], pero después habrá una especie de fiesta en un taller mecánico en el centro de Torino. De todas maneras en nuestro sitio web www.maumau.it está toda la información disponible.

Be Sociable, Share!